CURSO PRESENTADOR TV Por MasterD

¿Qué se necesita para ser un reportero de televisión?

¿Qué se necesita para ser un reportero de televisión?

Cómo convertirse en presentador de Televisión

Aunque a priori parezca una tarea fácil, hacer un directo o un ‘in situ’ (hacer un “falso directo” en el lugar de la noticia) requiere de preparación y, sobre todo, de un control importante de los nervios. Aunque siempre habrá un pequeño grupo que ha nacido para ello, ponernos frente a una cámara es algo que impone a la gran mayoría y por este motivo entre los talleres que ofrecemos en nuestros cursos de locución existen algunos centrados en la gestión del estrés y los nervios: lo más habitual es ir acostumbrándonos poco a poco con cada aparición y, sobre todo, ensayando y practicando mucho previamente.

 

7 claves para ser un buen entrevistador

Control de los nervios, gestualidad, vestimenta, vocabulario...Son muchas las cuestiones que debemos tener en cuenta a la hora de ponernos frente a una cámara. A continución, te damos consejos y recomendaciones para que puedas salir de dudas y poner en práctica en tu próximo directo. 

1. Lo primero que hay que tener en cuenta es que siempre deberemos dar la mejor imagen de nosotros mismos. La vestimenta deberá ser adecuada (nos daría para elaborar un tema muy largo sobre este asunto). Lo mejor es elegir colores básicos (evitar blanco y verde “croma”) y sin demasiado estampado (que puedan molestar visualmente) y que los complementos no entorpezcan demasiado (colgantes y pulseras que choquen con el micrófono y hagan ruido, pendientes demasiado llamativos…). 

2. La sonrisa es otro complemento esencial, aunque puede no estar presente si la noticia no lo requiere (como cuando informamos sobre desgracias o sobre datos negativos para la sociedad), en ese caso mantenemos un rostro serio acorde a la noticia. La gestualidad debe ser la adecuada (ni mucha, ni nula, no debemos parecer rígidos). Lo mejor es mover el brazo que dejamos libre (el otro coge el micrófono), al mismo ritmo que el discurso, a no ser que lo utilicemos para sujetar una libreta o el teléfono móvil.

3. Todavía existe controversia sobre si es una buena imagen la de portar el dispositivo en un directo, aunque cada vez son más los reporteros (especialmente jóvenes) que lo utilizan. Este recurso de utilizar un papel o un móvil es muy útil, y muy necesario, para las primeras apariciones porque es un apoyo por si el reportero se queda en blanco o tiene que mirar un nombre, unos datos o cifras complicadas. Se puede mirar varias veces durante la conexión, preferiblemente unos pocos segundos mientras se continúa hablando, nunca quedarse en silencio mientras se lee.

4. Cuando analizamos a nuestros alumnos durante las sesiones prácticas en plató, siempre les recordamos que se puede innovar y experimentar en el directo señalando en algún momento del discurso hacia algún lugar que tenga relevancia en la noticia, o girarse levemente (nunca dar la espalda a la cámara) para dejar ver algo importante de la escena en la que nos encontramos.  

5. Lo principales saber controlar los nervios, estos pueden provocar una mala respiración o una mala locución, y también que hablemos con un ritmo demasiado rápido (con el objetivo de “acabar cuanto antes”). Lo mejor es hablar pausado, vocalizando. Algo que suelen hacer los reporteros antes de comenzar es respirar profundamente antes de comenzar a hablar, leer repetidas veces el texto que vamos a comunicar, memorizar lo que vamos a decir (aunque no totalmente). La mejor forma de hacerlo es utilizar las propias palabras y no recitar todo “de memoria” sino conocer la noticia a la perfección, y simular que lo estamos contando a alguien conocido.  

6. Para preparar el texto que vamos a transmitir en el directo, lo ideal es hacer un esquema previo con palabras clave, y memorizar estas, para seguir un guion preestablecido y así evitar perdernos. Hay que entender y sintetizar lo que vamos a contar. 

7. El vocabulario televisivo es sencillo, lleno de frases cortas y contundentes, sin florituras, sin opiniones ni valoraciones, yendo al grano. Hay que dar los titulares y luego ofrecer la información complementaria en las llamas “colas” (el conjunto de vídeos que hablan de la noticia y que vendrá después del directo). 

Qué estudiar para ser reportero 

Tras más de 25 formando alumnos para trabajar como reporteros y en emisoras, hemos descubierto que al comenzar con ellos nuestro primer y más importante reto es que crean en su propia valía. Hacerles creer que pueden hacerlo. Porque todos pueden: más rápido o más lento, con mayor o menor esfuerzo. La práctica, la concentración, la preparación previa y el dominio de la noticia que vamos a ofrecer son los ingredientes del éxito.

 

Curso de Presentación de Radio y Televisión

 
Share Icon

Comparte esta página:

Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo Comentario